fbpx
Mujeres y unas pecas…

Mujeres y unas pecas…

Una niña nueva llegó a la escuela en Ciudad Bolívar, su cabello rubio combinaba perfectamente con sus ojos claros y pecas café. Reía de todas mis ocurrencias y yo no paraba de hacer maromas para impresionarla. Me enamoré perdidamente. Le pregunté si esa tarde la...