fbpx

¿Y qué tal si no hay nada al final del camino? Es decir, si no hay éxito, ni fortuna, ni fama, ni nada de eso que muchos aseguran nos espera. ¿Qué tal si no nos espera nada? Si tan solo somos personas del común y nos compete solo existir y ser felices con lo que se puede en esta existencia

Con esa pregunta llegó el samurai Takeda ante el sabio de la montaña, cuando en su juventud una fuerte incertidumbre y temor de su futuro le abrumó el corazón.

El viejo, tomó un poco de té, respiró profundo y le dijo:

Estás en lo correcto, como nunca.

No hay nada en el futuro.

Ni fama, ni poder, ni fortuna alguna para nadie.

Estás en lo correcto, como nunca.

Somos personas del común y nos compete solo existir y ser felices con lo que hay.
Bueno, y ya que no nos espera nada, joven Takeda, y todo está por hacer, pues hagamos proezas en nuestra existencia.

Y así, siguiendo el consejo del viejo, el joven Takeda Shingen hizo de su vida una proeza que aún se escucha en toda la isla.

Yokoi Kenji Diaz

PUEDES SEGUIR LEYENDO…

Historia al revés

Les cuento la historia al revés... 6. Nuestro padre va a trabajar todos los días a paso lento, rengo y con un bastón en mano. 5. Desde mi infancia lo vemos llegar del trabajo cuando ya es de noche solo que ahora sale más temprano, por que va a paso lento....

Sobredosis de Todo y de Nada

Como en su corta vida hizo siempre lo que le vino en gana, pues ahora no sabe que hacer.  Es natural y más que obvio: Al que faltó control con el tiempo se descontrola.  Ahora, abruma ver los amigos concentrados, ocupados y persiguiendo sus objetivos. Abruma verlos...

Paradoja

Estas son mis paradojas, por favor no las entienda, solo son así. Me gusta la magia, los magos, ilusionistas, sigo a Julius en Instagram. Pero no soporto las fórmulas mágicas para evadir la realidad o el trabajo. No sean perezosos. Me gusta el tinto, así...

No te pierdas estos videos

Share This