fbpx

¿Y qué tal si no hay nada al final del camino? Es decir, si no hay éxito, ni fortuna, ni fama, ni nada de eso que muchos aseguran nos espera. ¿Qué tal si no nos espera nada? Si tan solo somos personas del común y nos compete solo existir y ser felices con lo que se puede en esta existencia

Con esa pregunta llegó el samurai Takeda ante el sabio de la montaña, cuando en su juventud una fuerte incertidumbre y temor de su futuro le abrumó el corazón.

El viejo, tomó un poco de té, respiró profundo y le dijo:

Estás en lo correcto, como nunca.

No hay nada en el futuro.

Ni fama, ni poder, ni fortuna alguna para nadie.

Estás en lo correcto, como nunca.

Somos personas del común y nos compete solo existir y ser felices con lo que hay.
Bueno, y ya que no nos espera nada, joven Takeda, y todo está por hacer, pues hagamos proezas en nuestra existencia.

Y así, siguiendo el consejo del viejo, el joven Takeda Shingen hizo de su vida una proeza que aún se escucha en toda la isla.

Yokoi Kenji Diaz

PUEDES SEGUIR LEYENDO…

Arrepiéntete de tus pecados…

Está claro, debo hacerlo, pero ¿cómo se arrepiente un alma que no sabe lo que es escurrirse por las sensuales curvas del placer? No hay reflexión ni cordura sin sentir el deleite sublime y efímero de la locura, la dulce compañía venenosa de la pasión prohibida y esa...

“Si pudiese volver a ser como uno de ellos”

Si pudiese volver a ser como uno de ellos: Odiaría pero no tanto, sentiría tristeza pero no tanto, me enamoraría pero no tanto... Y finalmente la vida no me ahogaría como lo hace, no buscaría entenderla, solo enfrentarla, disfrutarla y finalmente dejar que todo pase....

¡Feliz 2019!

Pensar que el dinero es todo en la vida es un error tan grande como creer que la pobreza nos hace humildes. Sufrimos problemas emocionales también por falta de prosperidad. El asunto es no seguir igual, siempre mejorar y prosperar, como lo hace nuestra alma. Una buena...

No te pierdas estos videos

Comparte tu opinión desde tu perfil de Facebook

Share This