fbpx

De una forma u otra los humanos avanzamos. La tendencia es mejorar, superarnos y progresar. Sea rápido o lento pero aprendemos el lugar de las trampas que capturan nuestra paz y felicidad.

No es que defienda el escenario socio-político actual de la humanidad, pero basta sólo abrir cualquier libro de historia y descubrimos que antes fue peor. Que aunque nuestra realidad presente no sea la ideal ni la mejor antes moríamos en cantidades abismales por una gripe, peste, hambre o guerras iniciadas por un amorío entre hijos de reyes.

El historiador Yuval Harari explica en su libro <Homo Deus> que antes recurríamos a ritos religiosos y rezos de perdón para combatir la hambruna, la guerra o la inclemencia de la naturaleza, atribuyendo todo desastre a dioses o maldiciones divinas. Hoy en día los humanos sabemos prevenir y analizar factores para así dirigir recursos y fuerza evitando posibles desastres. Somos más responsables asumiendo nuestros actos o negligencias sin culpar por todo al diablo. 

Quiero decir con todo esto que la humanidad está mucho mejor que antes y que por eso: . . “Se necesita una negligencia extraterrestre, tonta y absurda para hacer que un país retroceda y viva hambrunas, tragedias y dolor como el de Venezuela. No hay ningún castigo divino allí, es puro error humano, pura maldad inhumana, maldad en su máxima expresión o dictadura que es lo mismo.”

Tanta estupidez contra un país tan bello, fértil y de gente maravillosa como lo es Venezuela, ha de asustar al mismo Dios…

Yokoi Kenji Díaz

Comparte tu opinión desde tu perfil de Facebook

Share This