fbpx

No hay nada más caro que lo Gratis.ただより高い物はない.

por | May 9, 2018 | blog | 4 Comentarios

No soy un conferencista de éxito, ni conozco los pasos para hacer dinero fácil y rápido.
No me especialicé en motivación ni superación personal o Neuromilagros,
No soy autor de ciertos títulos que usan en vídeos míos por ahí.

Busco solo descubrir patrones de comportamiento que afectan nuestra sociedad.

• De esos que hacen fiesta con la crisis,
• Que les cuesta quejarse,
• Que son protagonistas de su propia novela,
• Que saben vivir felices,
• Que no ven lluvia caer, solo gotas asesinas que hay que morder. ¿Y los truenos!? Bueno, los truenos es por que les dolió el mordisco y ahora hay que salir corriendo.

“No hay nada más caro que lo gratis”

• Una de las causas que empobrece nuestra gente latina, muy seguramente es el amor al dinero fácil, la búsqueda de éxito sin esfuerzo y la dependencia a todo menos al trabajo.
• Siento que este tipo de “milagros financieros” pasó de venderse en las esquinas de nuestras calles ahora a las redes sociales y seguimos cayendo.
• Mientras sigamos viendo novelas y más novelas, aplaudiendo la violencia, evadiendo la lectura, procrastinando el estudio, abrazando la pereza y amando más la pachanga que el trabajo, seremos lamentablemente pobres.
• Ningún líder político cambiará esto por más justicia y equidad que nos prometa, ya que como dicen en Japón: Tada yori takai mono wa nai
• El milagro financiero que necesitamos es un despertar por la educación y las buenas prácticas en nuestra generación emergente, ellos los jóvenes, pueden cambiar este escenario.

Sabían mis queridos lectores, que muchos de los emprendimientos más grandes del mundo nacieron sin querer queriendo?
No fue solo gente pensando como ser ricos, muchos, muchos de ellos eran personas viviendo a plenitud la única vida que tenemos, y en medio de de esa plenitud, llegó el éxito.

No sé usted mi querido lector, qué piensa sobre esto.

YKD

Comparte tu opinión desde tu perfil de Facebook

OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS

No libro a mis hijos de los problemas

No libro a mis hijos de los problemas

Como padres no me preocupo por los problemas que puedan enfrentar mis hijos, si entran en crisis económica, amorosas, si fracasan, si cometen errores que los marquen de por vida, la verdad no me preocupo porque de hecho sé que esas situaciones tienen que pasar en sus...

¡Ya NO te amo más!

¡Ya NO te amo más!

Escuché un maestro comentar con sus estudiantes, un concepto muy interesante sobre la paternidad. Al tener una fuerte discusión con su madre, el maestro quién para aquel entonces era un adolescente le gritó a su madre en un bajo...

Propósito en medio de la crisis

Propósito en medio de la crisis

Tengo hasta hoy grabadas en mi mente las historias de mi abuelo. Una vez llegó un hombre a decirle. Siempre venían a decirle lo mismo: Don Jaime ayúdeme estoy varado ¡Ayúdeme! Y como el paisa desvaraba a todo el mundo; esa era...

4 Comentarios

  1. Víctor Ernesto Soto Ramírez

    Querido amigo Yokoi Kenji

    Estos de acuerdo contigo, te sigo de hace poco y me parece excelente todo lo que dices. La pura verdad.

    Debemos tomar iniciativa e invertir en nosotros mismos para educarnos financieramente, pero sin olvidar que hay que ayudar a los demás para que alcancemos lo que queremos. Luchar por cambiar nuestro SER para HACER y por consecuencia TENER.

    Muchas gracias Yokoi Kenji. Saludos desde Monterrey Nuevo León.

    Tu amigo Víctor Soto

    Responder
  2. Johan Sebastian Córdoba Muñoz

    Yokoi Kenji muy buena reseña, quisiera hacerle una pregunta que es un poco asociada con el tema, en colombia se utiliza la escavacion de petroleo el cual contamina nuestro medio ambiente, y se ha convertido en un dinero facil y deseado por corruptos.

    como podemos cambiar a un país que esta siendo acabado de esa manera?

    Responder
  3. Verónica Castillo Cañas

    Hola.
    Qué quiere decir?:
    ya que como dicen en Japón: Tada yori takai mono wa nai.
    Gracias.

    Responder
    • Guaica

      No hay uno mas alto

      Responder

Dejar una respuesta a Víctor Ernesto Soto Ramírez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *